Política
Lunes, 9 de Diciembre de 2019 | Hace 6 meses

Con un incremento del 80%, Fernández logra un récord de aumento de ministerios desde la vuelta a la democracia

Desde el retorno de la democracia, Alberto Fernández es el Presidente que más ministerios crea o recrea -9 (nueve)- en relación a los heredados de una gestión anterior. El presidente electo supera el promedio, desde el retorno a la democracia, de 11 ministerios por gestión presidencial (coincidente con el actual número que deja Mauricio Macri) al incrementar más del 80% el gabinete con nuevas carteras.

Entre otros datos de la evolución en cantidad y conformación de los ministerios, se pueden destacar:

  • Por primera vez adquiere rango ministerial la temática de Equidad (Mujer, Género y Diversidad), y por primera vez hay un ministerio dedicado con exclusividad al tema de Vivienda (Desarrollo Territorial y Hábitat).
  • Alberto Fernández casi iguala al número máximo de ministerios de la era Macri (21) y es la tercera marca histórica por detrás del record establecido durante la segunda presidencia de Juan Domingo Perón (22).
  • Los últimos tres presidentes constitucionales entendieron -a priori- como una buena política, ampliar el gabinete con nuevas y numerosas áreas ministeriales enfocadas en temas específicos.
  • Cristina Fernández de Kirchner creó 6 (seis) nuevos ministerios (en sus dos mandatos), mientras que Mauricio Macri creó 5 (cinco) nuevos espacios ministeriales. 
  • Si bien se incrementa la cantidad de mujeres ministras, pasan de 2 (dos) con Mauricio Macri a 4 (cuatro) con Alberto Fernández, la proporción de la participación de mujeres con ese rango se mantiene en porcentajes similares, pasando del 18% al 20%, aunque hay puestos centrales en ministerios, secretarias, organismos y empresas públicas a cargo de destacadas mujeres (PAMI, AFIP, AySA, INADI, entre otros).
  • Mauricio Macri ostenta el record histórico de disolver 10 (diez) ministerios, pasando de 21 a 10 (aunque luego restituyó Agricultura). La segunda reducción más brusca la había realizado Arturo Frondizi, cuando pasó de 15 a 8 ministerios en el transcurso de los años 1958 a 1959, con una reducción de 46,67%.
  • El promedio anual de ministerios desde 1854 hasta 2018 es de 8,6; y desde la vuelta a la democracia (1983 a 2018) es 11,06. La cantidad anunciada de ministerios casi duplica ese promedio.
  • Hasta la reforma constitucional de 1994, nuestra Ley Suprema solo autorizaba la existencia de 8 (ocho) Ministerios. “Art.87. Ocho ministros secretarios tendrán a su cargo el despacho de los negocios de la Nación y refrendarán y legalizarán los actos del presidente por medio de firma sin cuyo requisito carecen de eficacia. Una ley especial deslindará los ramos del respectivo despacho de los ministros.”

Respecto a las implicancias y razones de esta nueva conformación, Bermolén señala:  

  • La creación de nuevos ministerios no implica necesariamente un aumento del gasto público, porque en la mayoría de los casos, las áreas ya existen y forman parte de algún organigrama e integran el Presupuesto General de la Nación.
  • La última reforma introducida por el saliente presidente Macri fue mayormente cosmética, en tanto no implicó un ajuste sustantivo de partidas ya que la mayoría de áreas disueltas como ministerios mantuvieron rango de secretarías.
  • En muchos casos, la creación de nuevos ministerios tiene que ver con un mensaje a la sociedad de lo que un presidente entiende como prioritario en su gestión (sea una Administración nueva o en reestructuración) a través de la jerarquización de áreas de gobierno y la elaboración de políticas de Estado -y de fomento- específicas.
  • Importa tanto como la creación del Ministerio, observar: la idoneidad del Ministro, la estructura ministerial pertinente (secretarios, subsecretarios, directores), la dotación de empleados y el presupuesto que se le adjudicará.
  • En muchos otros casos, la creación de nuevas áreas ministeriales se explica por razones electoralistas de distribución de poder dentro de una alianza que accede a gobernar. Es decir que el incremento podría tener más que ver con la necesidad de contar con espacios de poder para repartir puestos entre los integrantes de la misma, que con prioridades sustanciales. Dicho de otro modo, la ampliación del volumen del gabinete podría explicarse como un pago político con mercancía institucional.

Marcelo Bermolén, director del Observatorio de Calidad Institucional de la Escuela de Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Austral, analiza la evolución en la conformación y cantidad de ministerios de los diferentes gobiernos desde la vuelta a la democracia, y reflexiona sobre estos cambios y altibajos, y las razones por desrás de esta reconfiguración. ¿Aumenta necesariamente el gasto público con un aumento del 80% en la cartera de ministros? ¿A qué tipo de necesidades responden los cambios?.

Audio Fm 100.3 Mhz Radio X Pilar