Nacionales
Martes, 2 de Junio de 2020 | Hace 1 mes

Alberto Fernández: 'Se salvaron muchas vidas con la cuarentena, pero es una medida que tendrá consecuencias y tenemos que prepararnos para afrontarlas'

El Presidente anticipó que seguirá la cuarentena en AMBA.

El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que "en el AMBA hay un problema y se debe esperar cómo evoluciona" la curva de contagios, al tiempo que rechazó las críticas a la cuarentena, aunque admitió que esa medida "tendrá consecuencias".

"Se salvaron muchas vidas con la cuarentena, pero es una medida que tendrá consecuencias y tenemos que prepararnos para afrontarlas. En el AMBA tenemos un problema y debemos esperar cómo evoluciona", enfatizó Fernández.

Respecto del aislamiento que se estableció en algunos asentamientos vulnerables, Fernández subrayó que lo que se busca es "preservar las vidas de los que están en esos barrios, porque eso permite ir detectando quienes están infectados y darles la atención que corresponde".

"Eso que algunos irresponsablemente llaman guetos, en verdad es un sistema de control de la salud de los que viven en esos barrios", apuntó el mandatario en declaraciones a radio Metro.

En ese sentido, destacó la importancia de que la cuarentena sea estricta en barrios como Villa Azul, debido a la velocidad de los contagios porque "son muy populosos y las condiciones de vida muy precarias, con muy alta cercanía".

El jefe de Estado reiteró: "Estamos enfrentando un virus que no sabemos ni cómo se cura ni cómo se previene y que tiene un ritmo de contagio altísimo".

"Si quieren ver una muestra les recomiendo que miren lo que está pasando en Necochea, donde repentinamente convirtieron un baby shower en un proceso de infección que alcanzó a decenas de personas, en una ciudad que se creía libre de riesgo. Entonces, me parece que hay que ser muy cuidadosos", resaltó.

Por otra parte, Fernández aseguró que "su sueño" como Presidente "no es enamorarse de la cuarentena", pero destacó que es "el único remedio que la ciencia dice que funciona".

"¿Alguien puede pensar que me puedo enamorar de la cuarentena. ¿Ese puede ser el sueño de un Presidente?. Quiero un país que produzca, que esté de pie. Estamos aplicando el único remedio que la ciencia dice que funciona", precisó.

Consultado sobre las protestas que se produjeron el pasado fin de semana contra la cuarentena, respondió: "Las he visto, no las entiendo. Pero hay una parte que sí entiendo, que es la parte del que demanda poder trabajar".

"¿Piensan seriamente que yo estoy feliz con lo que está pasando? Nadie quiere la muerte, eso está claro, pero se están equivocando en el análisis", expresó.

A la vez, consideró que es "absolutamente entendible" el reclamo de quienes quieren trabajar, por lo que el Gobierno destinó "dos puntos del PBI a tratar de sostener a todos los que están en peor situación, a pagarle el 50% del sueldo a los que están empleados e ir con ayuda económica a los que están sin empleo o con empleo precario".

Al referirse a la polémica que se generó días atrás cuando luego de visitar la provincia de Formosa se difundieron imágenes del jefe de Estado abrazado al gobernador local, Gildo Insfrán, aclaró: "Salieron fotos que no fueron, eran fotos de un abrazo con Gildo en la campaña".

"Sólo cuando llegué al aeropuerto Gildo (Insfrán) me palmeó la espalda y yo a él. Debimos haber sido más cuidados. Si Alberto se sacó una selfie que no correspondía, está mal. No quiere decir que porque Alberto se equivocó entonces todos pueden andar sin barbijo", enfatizó.

El Presidente, en tanto, reiteró que va a "mandar" al Congreso el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, pero dejó en claro que "ahora me urgen otros temas" tales como "el hambre de la gente, el comerciante, el profesional independiente".

"Lo único que me está sobrando son problemas, y estoy tratando de hacer frente a todos con el mejor criterio y la mayor sensatez", señaló Fernández.